Analizamos con Cristina Irisarri la evolución de Pantín y el surf femenino.
8 sep

EL SURF FEMENINO EN PANTÍN: ANTES Y AHORA

Que el Pantín Classic Galicia Pro está creciendo es notorio para cualquier persona que haya visitado dos ediciones de este longevo campeonato. Algunas personas, sin embargo, tienen una visión a largo plazo que es importante conocer y Cristina Irisarri es una de ellas por varios motivos. Cristina (El Ferrol, 1983) es hija de Vicente Irisarri, uno de los «culpables» de que exista el «Pantín», fue surfista del equipo Roxy y campeona gallega. Además, trabaja en Pull&Bear, uno de los principales patrocinadores de la 29 edición de este evento.

Con un vida tan ligada al surf y a Pantín, preguntamos a Cristina su visión sobre la evolución del campeonato y del surf femenino.

 

Cristina, llevas toda tu vida ligada a Pantín. ¿Qué te parece la técnica y el nivel de las competidoras que estamos viendo en el QS femenino?

Creo que si el surf masculino ha evolucionado, el femenino ha super-evolucionado.

Creo que si el surf masculino ha evolucionado, el femenino ha súper-evolucionado.

El surf actual de las chicas es realmente interesante de ver en las competiciones: es mucho más fuerte, maniobras mucho más técnicas. En cuanto al surf masculino es diferente: los cuerpos son diferentes, las chicas quizás tenemos menos fuerza, pero a fin de cuentas, ha evolucionado tanto que hoy día es casi igual ver a un chico surfear que a una chica.

 

Tú has sido miembro del equipo Roxy y sabes lo que es competir hacer muchos años ¿qué análisis haces de los recursos disponibles antes y ahora para una surfista?

Yo viví un momento que estaba empezando a ser como un “boom” de surf en las chicas. Tuve mucha suerte, estaba con Roxy; me apoyaban muchísimo, iba de viaje con ellas, me daban el material… Pero quizás ahora, que hay más competiciones y más chicas que se dedican al surf, tengan más posibilidades.

Sigo viendo muy injusto el tema de los premios. Los premios de los chicos son superiores económicamente al de las chicas. No entiendo cómo no se han puesto en huelga, cómo no se han puesto de acuerdo para negarse, al igual que pasó con el tenis… Generan el mismo dinero que los chicos o más, surfean las mismas olas, ¿por qué los premios son menores?

Las chicas generan el mismo dinero que los chicos o más, surfean las mismas olas, ¿por qué los premios son menores?

Claro, ahí creo que estamos todas de acuerdo, ¡las chicas tenemos que reivindicar nuestro puesto en el mundo del surf!

Sí, incluso, siguiendo con el tema económico, las marcas que patrocinan a las surfistas lo que buscan es vender ropa, y las chicas ¡compramos más ropa! En conclusión, creo que las chicas dan más público y dinero que los chicos.

 

En cuanto al número de chicas que hacen surf, tanto las que compiten como las que no, ¿has notado algún cambio desde que tú te iniciaste?

Va un poco por oleadas. En cuanto a Galicia, que es lo que veo día a día, veo muchas chicas que comienzan a surfear, pero que lo dejan en unos años, sobre todo al llegar a la adolescencia; suelen tener poca continuidad.

En el agua veo chicas, pero no muchas más que antes, en ese aspecto el surf no ha variado demasiado. ¡Hay que animar a que se adentren en el mundo del surf!

 

Cristina Irisarri con la playa de Pantín al fondo, un escenario al que está estrechamente ligada. Foto: Ana y Carmen Márquez.

Cristina Irisarri con la playa de Pantín al fondo, un escenario al que está estrechamente ligada. Foto: Ana y Carmen Márquez.

En tu caso, tienes un padre especial. ¿Cómo ves a los padres y madres de las generaciones de ahora respecto a que sus hijos o hijas surfeen?

Veo a los padres muy volcados en que los niños compitan, entrenen… Yo nunca usé la frase “voy a entrenar”, siempre decía “voy a surfear”.

Veo a los padres muy volcados en que los niños compitan, entrenen… Yo nunca usé la frase “voy a entrenar”, siempre decía “voy a surfear”.

Siempre iba a la playa a surfear ¡porque me apetecía! nunca por obligación. Ahora veo cómo los padres se meten con los niños en el agua, les marcan las olas, la remada,…

Yo me considero con suerte, mi padre me dejó siempre total libertad, no solo con el surf si no con mi vida en general; además mientras que a otros padres quizás les tenían que convencer de que el surf no era peligroso y de que querían ir a la playa, mi padre directamente iba a surfear y yo iba con él.

Viví el surf de una forma muy autodidacta; mi padre me daba la tabla, el traje, me explicaba cuáles eran las corrientes, y ya entraba sola al agua.

Recuerdo ir a la playa con mis amigos, divertirme, coger olas y disfrutar aprendiendo con el mar.

El surf no es, por ejemplo, como una cancha de baloncesto, en la que tienes la pista, el balón, y las líneas pintadas en el suelo: estos elementos no cambian. En cambio, cuando entras en el agua cada día tienes un tipo de olas, un tipo de viento, de marea, diferentes personas,… Influyen muchos factores además de uno mismo y de lo que sepas hacer.

No veo por tanto que el surf deba entrenarse, sino que es un deporte que debe disfrutarse, y en el cual aprender uno mismo, al menos para mí, es lo ideal.

 

Trabajas en Pull & Bear, patrocinador oficial del Pantin Classic. ¿Podrías imaginar, que aquellas marcas que no están relacionadas con el surf, podrían contribuir como lo hace esta, en el evento?

Creo que el surf siempre ha sido un deporte muy visual para los medios de comunicación. Muchas marcas jóvenes de ropa viven de este tipo de deporte (surf, skate,…) y veo normal que entren como patrocinadores.

Es cierto que ha habido polémica en las redes con el patrocinio de Pull&Bear en esta edición del Pantín Classic pero es una marca joven, que va acorde con lo que se esté llevando en el momento y se adapta genial a cada ámbito. Es una marca que va muy al día con temas de música, de deporte… Patrocinó el Open de Tenis, eventos de motor, de surf… De hecho, ¡muchos de los que estamos trabajando en Pull&Bear surfeamos!

 

¡Genial! ¿Algún mensaje especial para las Surfemmes?

Sí, que ¡no pierdan nunca la continuidad ni la ilusión con el surf! Lanzaos a aprender y seguir avanzando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *