Easkey ha sido varias veces campeona nacional de Irlanda y ahora surfea olas grandes, siendo una de las primeras en entrar en Mullaghmore, una ola muy cercana a su lugar de origen.
13 feb

SURF FEMENINO EN IRÁN

Cuando  la surfista y varias veces campeona irlandesa Easkey Britton llegó a Irán con su tabla bajo el brazo y con su amiga y filmmaker Marion Poizeau la población local quedó boquiabierta por ver a una mujer surfear. La policía de la zona incluso paró porque no daba crédito a lo que veía y para asegurarse de que Easkey estaba fuera de peligro metida entre las olas.

Desde el minuto uno, Easkey mostró respeto absoluto por las costumbres locales y surfeó respetando el "hiyab": el código de vestimenta adecuado para la mujer bajo el Islam.

Desde el minuto uno, Easkey mostró respeto absoluto por las costumbres locales y surfeó respetando el «hiyab»: el código de vestimenta adecuado para la mujer bajo el Islam.

Baluchistán es la única zona de Irán con posibilidades para surfear y también es una de las más remotas. Cuando Marion y Easkey llegaron y vieron la cálida acogida de los lugareños superaron todos sus temores iniciales, fundamentados en las continuas violaciones de los Derechos Humanos y Derechos de las Mujeres que se producen en el país.

Durante su primera estancia en el país, Marion hizo un vídeo que tuvo una repercusión enorme en las redes sociales. Tras el éxito de ese primer vídeo decidieron regresar a Irán y compartir su experiencia sobre las olas. Para ello crearon una organización sin ánimo de lucro que lleva por nombre «Waves of Freedom».

Desde entonces la ONG desarrolla varias actividades en la zona, contribuyendo al desarrollo del deporte, a la participación femenina en actividades de ocio y, como no, a hacer crecer la pasión por el surfing. Aunque tal vez Easkey Britton sea más reconocida ahora en el mundo del surf por entrar en olas grandes como Mullaghmore, promover el surf femenino en Irán también es un desafío XXL.

Fotos: Marion Poizeau.

Un pensamiento en “SURF FEMENINO EN IRÁN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *