Surfemme entrevistó a la surfista argentina Ornella Pellizzari.
10 feb

ORNELLA PELLIZZARI: UN LENGUAJE PROPIO.

Ornella Pellizzari es mucho más que la mejor surfista argentina, mucho más que una de las surfistas más progresivas y radicales de todo el ámbito hispanohablante; es capaz de expresarse con muchos lenguajes además del surfing: skate, graffiti, pintura, fotografía, son otras disciplinas en las que destaca. Despide creatividad y personalidad en todas y cada una de ellas y, si la sigues en sus redes sociales, verás que también tiene su propio lenguaje, que no siempre es comprensible ni siquiera para los argentinos 😉 .

Por si todo eso fuera poco, Ornella está inmersa en la creación de su marca “Latin Mafia”. Esperamos que disfrutes tanto con la entrevista como nosotras hemos disfrutado charlando con ella.

Ornella, ya sabes que siempre tenemos que empezar por la misma pregunta, a la que ya has respondido mil veces, pero ¿cómo empezaste a surfear?

(risas) Mi papá es guardavidas y ahora mi hermana también, así que cuando era pequeña pasábamos dos o tres meses en la playa y nos parábamos (poníamos de pie) en el bodyboard. Aunque la verdad es no sé muy bien por qué empecé a surfear… me imagino que al ver a otra gente. Soy la primera de mi familia en surfear, yo quería comprarme una tabla de surf, junté la plata (el r) que me dieron por la comunión y todos mis ahorros desde muy chiquita, me fui a una surf shop y me compré una tabla. Aprendí sola por el verano con 11 años y ese invierno empecé a andar en skate también.

Ese mismo verano que arranqué había un campeonato femenino y me anoté en todo: en bodyboard y en tabla de surf. Logré llegar a las dos finales: gané la de body y quedé segunda en tabla. De ahí ya me metí directo en el surf, había muy poquitas chicas pero empecé a competir en el circuito “nenas” (la categoría inferior), luego junior y junior hombres. A los 15 estaba en la categoría Open Damas, luego hice el circuito latino y hasta el QS de la ASP. La competición se fue dando todo de manera natural, nadie me obligó a nada, mis viejos -mis padres- siempre me acompañaron pero nunca me impusieron ni me obligaron a hacer nada.

Ornella tiene uno de los surf más progresivos y radicales del ámbito hispanohablante.

Ornella tiene uno de los surf más progresivos y radicales del ámbito hispanohablante.

Aunque no compites en skate, siempre te vemos skate en mano, haciendo vídeos y con un nivel muy alto. ¿Por qué empezaste a patinar?

Empecé a usar skate porque los inviernos acá en Argentina son muy fríos, es más cómodo y me daba independencia: si quería ir a surfear dependía de que mis viejos me llevaran pero para el skate no necesitaba a nadie. Yo iba al colegio y todos mis amigos varones iban con skate, así que fue una cuestión de hacer algo que me gustara cuando no podía surfear y el skate fue lo que más me gustó. También se convirtió en un complemento del surf porque ayuda un montón pero lo empecé a usar porque me gustaba, no porque pensara que esto me va a hacer surfear mejor, que de hecho lo hizo, pero era simplemente otra cosa que me gustaba hacer y que ahora me gusta todavía más.

Hay veces que el mar está divertido para surfear, hay veces que hay olas pero no está divertido y hay veces que uno no tiene ganas. Y yo si no tengo ganas, prefiero ir a andar en skate si es lo que quiero; si quiero plantar una planta, ir a hacer una foto o ir a dar un paseo, eso es lo que voy a hacer: lo que me gusta.

Si no ves a Ornella con una tabla de surf, probablemente la verás con un skate.

Si no ves a Ornella con una tabla de surf, probablemente la verás con un skate.

En el skate nunca hice competencias, tengo muchos amigos con los que patino que compiten, voy a ver esos campeonatos pero a mi no me gusta competir con el skate. Me gusta ir, aprender pero no quiero que se convierta en mi profesión. Si el surf es mi trabajo, no quiero que el skate sea eso también, es mucho más relajado para mi.

Cuando tú empezaste -y aún hoy en día- surf y skate eran actividades de hombres ¿tuviste que pelear por ser una mujer entrando a un entorno masculino?

Sí, muchísimo, incluso a día de hoy los medios de comunicación argentinos no me reconocen como atleta. En Octubre de 2014 quedé tercera en una competición nacional masculina con los mejores, mejores de Argentina y en las noticias de la tele mencionaban el primero y el segundo, el tercero no porque sabían que era una mujer.

Nunca en la historia de Argentina una chica llegó a una final o hizo un podio y muy pocas han competido con hombres pero yo siempre lo he hecho: gané en menores, en junior y ahora quedé tercera en un circuito nacional de hombres con los mejores de Argentina.

Pienso que esto no pasa sólo acá en Argentina: el mundo es machista, los deportes son mucho más que machistas porque no hay un deporte en el que las mujeres ganen lo mismo que un hombre, en los trabajos la mujer está comprobado que ganan un 30% menos que los hombres.

El mundo es machista e injusto y yo lo viví en mi carrera, pero llega un punto que una no vive de la injusticia, vive de los resultados y de los esfuerzos que hizo, entonces todo tiene un fruto. Si vos te sacrificaste por algo o si hay un talento, nadie lo puede frenar, son los hechos lo que cuentan, más que el sentirse discriminado por ser mujer u hombre y llegó un momento en el que no me afectó más.

Con tantas competiciones, tantas experiencias tantísimas victorias en las espaldas ¿qué hay todavía en la competición que te motive?

Me motiva un buen evento con buen nivel. Ya no me motiva hacer el QS todo el año, aparte de porque es muy caro, no me motiva la presión de obtener un buen resultado, sí quiero elegir alguna fecha en función de tipo de ola. Yo ya no busco el título mundial, aunque me sigue gustando la competencia con buena calidad de olas, la oportunidad de hacerme buenos tubos y hacer un par de fechas especialmente si igualan, como dice la ASP, las premiaciones con los hombres.

Una buena ola, buen nivel y buenos tubos... esas son las combinaciones para Ornella.

Una buena ola, buen nivel y buenos tubos… esas son las combinaciones para Ornella.

Con la apuesta de la ahora WSL por el surf femenino ¿qué crees que le falta al campeonato mundial?

Yo creo que le falta ir a buenos lugares con muy buenas olas en vez de buscar el lado más comercial; ahora es todo por internet, ya no se necesita que la gente vaya a la playa a beber cerveza, se llene de la playa de basura y todo ese consumismo que no es necesario, que es insano, y que nada tiene que ver con el surf que supustamente es sano. ¿Por qué no buscar la mejor ola y hacen todo el gasto del campeonato para cubrirlo por internet y que la gente se lleve el mejor surf como pasa en Fidji, por ejemplo? Yo prefiero eso a verlo en vivo en una ola de un pie en la que es imposible demostrar tu surf.

¿Qué planes tienes para este 2015?

Me gustaría hacer el Swatch en Hossegor porque me gustan las olas y me gusta Francia. Iba a ir este 2014 pero me lesioné el cuello en México y tuve que cancelarlo, así que me gustaría ir este 2015. Los Cabos en México estuvo muy bien. Australia me gusta pero donde se hacen los eventos allí nunca hay olas, es puro show y no hay calidad de olas cuando en Australia sí las hay. En Pantín (España) también hay buenas olas. Me gustaría competir en marzo en el evento de Pipeline y volver a Hawaii que hace tres temporadas que no voy y luego volver a Europa. Pero me gustaría también quedarme bastante en Argentina, no estar todo el año viajando y moverme por Latinoamérica; me gustaría volver a hacer un ALAS que desde el 2007 ya no hago el circuito entero. Me gustaría hacer alguna fecha latina.

En competición voy a priorizar la calidad de la ola porque eso es lo que va a hacer que yo tenga una buena performance.

¿De dónde te sale esa vertiente creativa y esa necesidad de expresión usando tantos lenguajes?

Creo que viajar tanto me volvió un poco más “artística” al tener mucha influencia de muchas culturas, me gusta mucho viajar, conocer y el arte, pero el arte que ves en la calle: los graffitis … eso me encanta, agarrar, vivirlo y conocerlo en lugar de agarrar un libro.

La calle es lo que mejor te enseña. Viajando cada vez me interesé más en crear porque tienes muchos tiempos muertos y me interesó más hacer eso antes que otras cosas.

Pintura, graffiti, fotografía, ... son otros de los lenguajes que Ornella utiliza habitualmente para expresarse.

Pintura, graffiti, fotografía, … son otros de los lenguajes que Ornella utiliza habitualmente para expresarse.

A pesar de que tengo muchos amigos por el mundo y acá en casa, me gusta mucho también pasar mucho tiempo sola y explayarme creando, que eso se hace sola. Me entretengo fácil, soy muy independiente y me gusta crear, me gusta el diseño, me gusta pintar mis tablas, me gusta todo lo que es lo antiguo…. es otra forma de expresarme pero lo hago básicamente porque me gusta.

Cuando empezaste a surfear con 11 años ¿te veías como eres ahora? ¿Cómo te gustaría verte en el futuro?

Latin Mafia es la marca que Ornella está creando.

Latin Mafia es la marca que Ornella está creando.

Cuando era más chica yo quería ser – y me veía- como campeona mundial, una cuando es chica no se imagina nada, lo que mejor tenemos cuando somos chicos es que somos inocentes, no pensamos en el tiempo y no nos traumamos con nada, vivimos el presente y somos más felices, no tenemos estrés por nada. En ese momento, uno tiene más salud porque no piensa, no se estresa, no se hacen falsas esperanzas que luego desilusionan. Eso es lo mejor que tiene ser joven.

En el futuro me gustaría verme con mi marca Latin Mafia como una marca definida, con una compañía detrás, seguir viajando y seguir disfrutando de lo que hago y seguir estando relacionada con el mar y con las cosas que me gustan. Quiero que Latin Mafia sea una marca para hacer de todo y que sea algo que nos siga identificado con un surfing a mi estilo, vinculado a lo urbano, al skate, los viajes y este estilo de vida que llevamos las surfistas. Quiero que sea una marca que promueva reducir los envoltorios, las etiquetas, quiero que la gente compre el producto porque le gusta no porque tiene una etiqueta linda y además contamina.

Me gustaría cambiar la mentalidad para que la gente no compre por marketing si no porque le gusta el producto y la gente que esta detrás, que ama realmente lo que hace. Por ahora tengo muchas ideas y tengo dos limitaciones: el tiempo y la inversión. Esas son mis limitaciones, pero ideas tengo de sobra. Estoy segura de que las cosas van fluyendo y que las buenas ideas prosperan.

¿Hay alguna razón por la que dejarías de surfear?

¿Un accidente? ….tal vez si me accidento… no, no, ¡jamás!. Yo creo que ninguna de las chicas que hacemos el circuito, que estamos dedicadas al surf lo podemos dejar así del todo. Está el caso de Karina Petroni (de Florida), ella llegó al CT, abandonó el tour y dejó totalmente el surf. Creo que es el único caso especial, el resto tienen un par de años que tal vez les ahoga tanta competencia radical y por ahí deciden “basta” pero siempre vuelven.

A quien le gusta el mar, le gusta siempre. Tiene una frustración, se enoja con el mar porque el surfing es mucho así: uno no siempre consigue lo que quiere porque siempre está el factor naturaleza y es incontrolable. Pero al que disfrutó del mar, quien disfrutó de mojarse y sacudirse, nunca puede dejar de gustarle eso.

 


 

 Ornella quiere agradecer especialmente el apoyo recibido de sus patrocinadores: Roxy, Sector 9 , Orbital, Marbella, Vicus, Sticky Bumps, Manuel Tienda León y Latin Mafia.


 

 

Foto de portada: Ornella en una de los eventos que le motivan. Foto: Open de Surf Los Cabos/MarenelMar

Fotos del artículo: Archivo de Ornella Pellizzari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *