La landing page de Billabong enciende un debate que creemos que debe ir más allá. Imagen: Billabong.
11 oct

MÁS ALLÁ DEL “F*CK YOU BILLABONG”

“F*ck you Billabong. Seriously, f*ck you”. Ese fue el explícito título con el que la blogger Karen Knowlton resumió su derecho a la pataleta tras visitar la web de Billabong y encontrarse está imagen de portada. Mientras los hombres hacen click en un Sebastian Zietz en su rol de surfista, las mujeres en una modelo retorciéndose en la arena:

Landpage de Billabong que motivó el artículo "F*ck you Billabong" de Karen Knowlton.

Landpage de Billabong que motivó el artículo “F*ck you Billabong” de Karen Knowlton.

 

Esto es lo que nos ofreces. Así es como tú, una compañía, ve a las mujeres, y es también lo que nos estás tratando de vender sobre nosotras. Billabong fábrica productos para hombres -que van por ahí como tíos super guays y pillan olas espectaculares- y para mujeres – que básicamente estamos por ahí tiradas incómodamente esperando a ser miradas y deseadas.- Karen Knowlton

En el artículo, Karen descarga una ira y frustración que muchas surfistas sentimos cuando constantemente chocamos con la antitética imagen que Billabong, al igual que otras marcas, quieren imponer.

Sin embargo, desde Surfemme pensamos que el “F*ck you” a Billabong se queda corto. Se queda corto en destinatarios (no sólo a Billabong) y se queda corto en análisis: el problema va mucho más allá de la imagen del surfing, llega a una auténtica falta de respeto y ética con la condición de “atleta”. Ese es para nosotras el debate interesante que el desahogo de Karen ha lanzado y al que nos sumamos.

 

En respuesta al debate que rápidamente incendió las redes, Billabong cambió su página de portada, sustituyendo la foto de la modelo por otra de la longboarder Josie Prendergast y realizó la siguiente declaración en el medio neozelandés Stuff:

Billabong invierte significativamente en apoyar y promover surfistas femeninas profesionales, utilizando un espectro de imágenes con las que ellas se sienten cómodas. Estamos orgullosos de ellas y de las historias que contamos.

Bien. Vamos allá con un poco más de análisis:

Este tubo de Keala Kennelly no mereció seguir siendo esponsorizada por Billabong ¿es esa una buena historia? ¿es este un apoyo significativo?

Este tubo de Keala Kennelly no mereció seguir siendo esponsorizada por Billabong ¿es esa una buena historia? ¿es este un apoyo significativo?

 

Keala Kennelly, uno de los mitos del surf en general y del femenino muy en particular. No podemos desglosar todos su méritos porque necesitamos varios artículos. Billabong la esponsorizó durante 15 años. En los últimos cinco, le fue recortando cada año el salario, según las propias declaraciones de la surfista. En su último año, el “significativo” apoyo de Billabong fueron camisetas y pegatinas.  El año en que Keala ganó el premio al mejor tubo del año en los XXL Awards compitiendo contra hombres, dejó de ser parte del equipo de Billabong. Ese año, el 2016, Keala fue la primera mujer invitada al prestigioso campeonato de olas grandes Eddie Aikau.

¿En serio Billabong está orgullosa de esta historia? ¿Está orgullosa de ofrecer camisetas y pegatinas a una de las surfistas que han dejado huella en la historia del surfing?

Justine Dupont, una de las mejores y más completas surfistas europeas fue eliminada en 2017 del equipo Billabong Europe ¿el motivo? Foto: Surfemme/Eka.

Justine Dupont, una de las mejores y más completas surfistas europeas fue eliminada en 2017 del equipo Billabong Europe ¿el motivo? Foto: Surfemme/Eka.

 

Este 2017, Billabong ha modificado su equipo europeo. Justine Dupont, una de las mejores y más completas  surfistas europeas ha dejado de formar parte de él. ¿Cual es la historia detrás? ¿Puede ser que Justine está más interesada en aéreos que en posados? ¿En ser Campeona de Shortboard, Longboard y Stand Up Paddle que en modelo? ¿Está quizás más interesada en aguantar 3 minutos bajo el agua que en 3.000 seguidores de Instagram?

Sólo Justine y Billabong tienen la verdadera razón, nosotras no la sabemos. Pero sí hemos visto cómo el equipo femenino de Billabong ha ido descendiendo en número y cambiando en perfil. Puedes sacar tus propias conclusiones analizando su equipo.

No es casual que algunas de las surfistas más carismáticas  como Keala Kennelly o atléticas como Silvana Lima o Justine Dupont tengan dificultades en ser esponsorizadas por las grandes marcas.

Pero Billabong no es la única marca que “encoge” cada vez más sus equipos femeninos. Este verano 2017 hemos visto como la hawaiiana Malia Manuel perdía el patrocinio de O’Neill.  Y si los equipos internacionales disminuyen… ¿seguirán existiendo los nacionales?

Te invitamos a hacerte estas preguntas  ¿Quién forma parte en tu país del equipo de Billabong, Roxy, Rip Curl, O’Neill o Volcom? ¿Qué tipo de imagen y estilo de vida promueven estas marcas y sus embajadoras? ¿Qué tipo de imágenes ves en sus redes sociales? ¿Qué tipo de apoyo crees que reciben por ser imagen de estas marcas?

Las respuestas son muchas y variadas. A nosotras nos preocupa una respuesta en especial:  que apoyen a muy pocas chicas o ninguna, que las imágenes de bikini abunden mucho más que las de acción, que sean cada vez más jóvenes en detrimento de aquellas en un momento clave de su profesionalización y que los apoyos se limiten a unas pocas prendas de ropa y pegatinas.

El enfado de Karen ha sido muy  positivo. El seguimiento de medios como The Inertia son claves fundamentales  para presionar a la industria. Pero pocas herramientas son tan poderosas como las voces de atletas como Keala Kennelly mostrando que tras vídeos, likes e instagrams hay una explotación de los sueños de unos y unas deportistas al menor precio posible. Resultados y/o cuerpos negociados por marcas a cambio de unos pocos euros, un par de viajes o, tal vez, sólo ropa y pegatinas.

Silvana Lima ya lo dijo. En el surf femenino en español, jóvenes atletas ya pidieron a sus “colegas” que no se vendieran por pegatinas. Jóvenes surfistas son presionadas para que “enseñen carne”, aún siendo menores de edad.  Las historias que nos importan son las que defienden la dignidad de las atletas de forma que sea su talento el que hable, sin importar que sea en bikini o no, posando o no ya que esa es una decisión personal, no comercial. Ser surfista no tiene que llevar obligado ser modelo.

Pero la más poderosa herramienta está en tu mano. El próximo click en “me gusta” o “comprar” ¿A qué y quién se lo darás?

 

 

 

 

2 pensamientos en “MÁS ALLÁ DEL “F*CK YOU BILLABONG””

  1. Me parece súper interesante el artículo, porque este verano al entrar en la web de Billabong pensé exactamente lo mismo: que **** es esto??

    Ciertamente desde hace un tiempo la imagen de la mujer surfista esta más valorada que su técnica, pero pienso que las primeras en cambiar esto somos nosotras: que imágenes de chica surfista queremos dar? (y yo la primera) Quizás así las estrategias de marketing cambien y valoren a las pros por sus increíbles técnicas y su surfing más que por lo bien que les queda un bikini, porque será lo que venda. Lamentablemente creo que ahora lo que vende es la imagen en sí más que su contenido.

    Los chicos cuando eligen su neopreno se fijan en la elasticidad, la flexibilidad, los movimientos que les facilitará etc… No en lo guapo que esta Roba Machado con él puesto. (Y nosotras también, no elegimos sólo por lo bien que le queda a Alana en las fotos, pero es lo que vende)

    Un saludo chicas, nos leemos en el próximo que espero sea pronto, seguid así!!!

    Estela

    1. Gracias Estela, nos alegra que te haya parecido interesante este contenido. Nos parece importante contribuir al debate y nos encanta recibir opiniones y que participes en Surfemme. ¡¡Nos vemos en el agua!! Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *