De Notre Dame a Kassia+Surf: la historia del traje de surf.
23 nov

DE NOTRE DAME, LA DUPONT Y LOS TRAJES DE SURF…

El mejor invento de la industria del surfing es, sin duda, el traje de surf (wetsuit). Por más que nos afanemos en llamar “invento” al leash, la verdadera revolución del deporte llegó con forma de traje de surf.

En lugares de agua fría, tener o no tener traje, significa poder surfear o no.

No se nos olvidará la cara de tontas (y la piel de gallina) que nos quedó en Nicaragua cuando, en pleno febrero, el agua estaba bien fría en la zona comprendida entre San Juan del Sur y poquito más al norte de Popoyo. Tanto que nuestras sesiones de surf fueron de ¡20 minutos! Nadie tuvo el detalle de avisarnos que, durante ese mes del año, una extraña corriente de agua fría barre la zona descrita y hace que tu trip de surf tropical se convierta, si no llevas neopreno, en un remember de cuando los trajes de surf,  además de ser como lija si los comparamos con los trajes de hoy, tenían unos agujeros por lo que te entraba la mano.

Poder surfear en cualquier condición climatológica se lo debes a la Universidad de Notre Dame. Por muchos méritos que se quieran apuntar los norteamericanos, la verdadera revolución salió de Europa.

Fue un profesor de la Universidad de Notre Dame quien desarrolló una especie caucho sintético y elástico llamado “divinilacetileno”, el germen que hace que hoy puedas escoger entre tantos y preciosos trajes de surf.

Muchos años y muchas cosas pasaron desde el "divinilacetileno" al neopreno actual.

Muchos años y muchas cosas pasaron desde el “divinilacetileno” al neopreno actual.

 

Ante este descubrimiento, la empresa norteamericana DuPont, rápidamente compró los derechos y empezó a buscar la rentabilidad económica de este hallazgo. En esto sí que son buenos los norteamericanos. Tras darle varias vueltas a la fórmula, en 1931, obtuvieron el material que comercializaron con el nombre de “Duprene”.

El Duprene era algo parecido a lo que conocemos hoy en día, pero con un olor fuerte y feo, limitaciones en cuanto al color y débil resistencia .

El Duprene tuvo que ser retirado del mercado por la escasa demanda. Pero la DuPont, con el olfato que caracteriza a los gringos para oler un buen negocio, no se rindió y siguió perfeccionando el material hasta que, en 1937, sacó al mercado con bombo y platillo el “Neopreno”. Convirtiéndose años más tarde para los surfistas en algo así como las espinacas a Popeye.

El primer traje de neopreno lo diseñó y confeccionó un físico norteamericano llamado Hugh Bradner, perteneciente a la Universidad de San Francisco Bay.

Anuncio de uno de los primeros trajes de surf de la historia, creados por Hugh Bradner bajo la marca "Edco"

Anuncio de uno de los primeros trajes de surf de la historia, creados por Hugh Bradner bajo la marca “Edco”

Hugh Bradner se basó en un traje que había sido diseñado para las misiones acuáticas de la U.S. Navy. Ya se sabe, por desgracia, todos los avances significativos de la historia están a la sombra de la guerra… Y el wetsuit no fue menos.

El traje de la Navy era un tipo de traje seco, es decir, de los que basan su poder calorífico en que no entre el agua y mantener, por tanto, el calor corporal. Pero, intentar mantener el cuerpo totalmente seco cuando estás en el agua no parecía la solución más apropiada, así que Bradner desarrolló el sistema actual, es decir, un traje basado en una especie de segunda piel que calienta la pequeña capa de agua que, inevitablemente, se cuela en el traje.

Bradner fundó la primera marca de trajes conocida como “Edco”, pero como todo lo innovador, no tuvo el éxito que se merecía. La estrategia comercial no fue la adecuada. Además de estar más orientados a los submarinistas, los surfistas de aquella época estaban anclados en un concepto “no pain no gain” (si no sufres no ganas) y si no soportabas el frío como un macho man, no merecías tu lugar en el pico.

Jack O'neill ha pasado a la historia del surf como el padre del wetsuit aunque la gesta es compartida. Foto: Liz Hafalia.

Jack O’neill ha pasado a la historia del surf como el padre del wetsuit aunque la gesta es compartida. Foto: Liz Hafalia.

Un estudiante de artes, socorrista y propietario de una pequeña surf shop del área de San Francisco llamado Jack O’neill, harto de pasar frío en el agua, se decidió a coser un chaleco de neopreno. El invento aunque necesitaba mejoras, permitió a O’neill disfrutar de una sesión más larga: “cualquier cosa que me permita surfear más tiempo“, decía Jack sobre sus inicios…

Al mismo tiempo que O’neill hacía sus pinitos con el neopreno en la costa norte, más al sur, en Redondo Beach, un surfista llamado Bev Morgan hacía lo propio.

La historia del surfing no hizo justicia con Bev Morgan, sin embargo, decidió mitificar a Jack O’neill, como verdadero creador del actual surf wetsuit. Quizás el parche en el ojo y el look de lobo de mar de O’neill se ajustaba más al mito que el surfing necesitaba. Pero, lo cierto fue que Bev Morgan y su instinto comercial fueron los que colocaron un traje de surf en cada surfista. No fue fácil. Para superar las reticencias iniciales decidió ofrecer un acuerdo a los principales fabricantes de tablas del momento. Ellos podían colocar el logo de su marca en el chaleco o traje, a condición de que los surfers de su equipo lo lucieran en cada baño. Y funcionó, vaya si funcionó. Cientos de pedidos llegaron al taller de Morgan.

O’neill siguió haciendo lo propio por el norte y vistiendo a los surfistas con sus wetsuits “O’neill”. Siguió investigando y mejorando las costuras, los cierres y los patrones hasta que inventó el primer traje de surf integral (de una sola pieza, con manga y pernera larga). La calidad del producto y su eslogan “It’s always summer on the inside” (dentro siempre es verano) arrasaron en ventas y colocaron a Jack O’neill como el Steve Jobs de los wetsuits.

La primera colección "KASSIA+SURF" va desde el bañador hasta el 4 MM y no deja indiferente.

La última revolución en los trajes de surf vino de la mano de una surfista: patrones únicos, estampados nunca vistos y mucha creatividad. Kassia Meador lanzó en el 2015 su primera colección de edición limitada.

Lo que viene después ya lo conoces. El backzip, el frontzip, el neopreno Yamamoto, el monocromo masculino, el patrón adaptado al cuerpo femenino, los neoprenos estampados, la revolución de Kassia+Surf y el traje de surf sin neopreno de Patagonia ¿que será lo próximo? 

De Notre Dame al mundo, un viaje oceánico para hacer más y mejor lo que nos vuelve locas: SURFING.

4 pensamientos en “DE NOTRE DAME, LA DUPONT Y LOS TRAJES DE SURF…”

  1. No dejáis de sorprenderme! Me encantan los artículos, siempre hay algo que aprender de éstas curiosidades…. artículo interesante, gracias chicas!!!!

  2. Articulo muy interesante, como de costumbre!
    Lo único, el “divinilacetileno”, no lo invento un Francés, sino un sacerdote Belga (Julius Aloysius Arthur Nieuwland) que era científico en la Universidad de Notre Dame en Indiana, Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *