Celebración del 8 de Marzo de 2016 por todas las Surfemme.
9 mar

VUESTRA LECCIÓN DEL 8 DE MARZO

Chicas… gracias, muchas gracias. Vuestra respuesta a nuestra invitación para celebrar el 8 de Marzo el Día Internacional de la Mujer Surfista nos ha sobrepasado. Nos hubiera encantado repostear todas vuestras fotos, pero no ha sido posible: acabastéis con las baterías de nuestros móviles, con dos power bank de repuesto y nuestros dedos eran infinitamente más lentos que vuestras fotos y comentarios en el Instagram. Aún hoy estamos leyendo mensajes y viendo todas las fotos. Gracias, gracias de corazón.

Aún hoy estamos leyendo mensajes y viendo todas las fotos. Gracias, gracias de corazón.

Imagen que Carmen Mier nos envío para celebrar el Día Internacional de la Mujer Surfista

Imagen que Carmen Mier nos envío para celebrar el Día Internacional de la Mujer Surfista

Hemos tenido fotos de diversos lugares de España, pero también de Colombia, Chile, Argentina o Brazil (entre otros lugares). Eso nos demuestra una teoría que teníamos desde antes de iniciar esta increíble andadura que es Surfemme: que el surf femenino no entiende de barreras ni de fronteras. Que frente a un cierto aislamiento “nacional” del surf masculino, influenciado tal vez por otro estilo de periodismo de surf o por cuestiones de mercado, las mujeres vemos lo esencial pese a que esta vez, querido Principito, SÍ es visible a los ojos: vemos a una comunidad diversa, diferente pero que comparte una pasión por el mar y por las olas.Una pasión por encima de banderas.

Así, cientos y cientos de “me gustas” cruzaron ayer en el Instagram fronteras y rompieron más de mil veces las nacionalidades asociadas a países para encontrarnos, juntas, revueltas y con el pelo ensalitrado, en nuestra nacionalidad común: el mar y sus olas.

Así, cientos y cientos de “me gustas” cruzaron ayer en el Instagram fronteras y rompieron más de mil veces las nacionalidades asociadas a países para encontrarnos, juntas, revueltas y con el pelo ensalitrado, en nuestra nacionalidad común: el mar y sus olas.

Inicialmente, quisimos celebrar el Día Internacional de la Mujer a “nuestro estilo” porque sabíamos que esas personas y medios que nunca se acuerdan de nosotras se colgarían la medalla de la “igualdad por un día”. Hoy, gracias a vosotras, nos hemos dado cuenta de que ayer lo que celebramos y celebraremos cada día es que el surf femenino, quieran verlo o no, es diferente: es abierto, es inclusivo, es humano, solidario y arrollador. Absolutamente arrollador como lo habéis sido vosotras.

La mejor ola de nuestro próximo baño va por vosotras. Prometido. Felices 365 días.