Justine Dupont, entre surfista y sirena.
5 sep

JUSTINE DUPONT, ENTRE SURFISTA Y SIRENA.

En el mundo del surf parece que se está poniendo de moda hablar de sirenas para referirse a las surfistas. No está desencaminada la metáfora pero ciertas personas encajan más que otras. Y Justine Dupont es una de ellas.

Justine es una auténtica sirena que realmente se siente a gusto en las múltiples formas del océano que pocas personas dominan.

Justine es una auténtica sirena que realmente se siente a gusto en las múltiples formas del océano que pocas personas dominan. Tanto aterriza un aéreo en competición como ocurrió en la 28 edición del Pantín Classic Galicia Pro, como se proclama campeona europea de longboard  en 2014, como  surfea Belharra o Mullaghmore, olas gigantes y poderosas reservadas para unas pocas personas.

Justine, has llegado en Pantín hasta la quinta ronda, eliminada por Leticia Canales. ¿Cómo evalúas tu participación en este QS?

Leticia fue mejor que yo en esa manga y tomó mejores decisiones. Yo sabía que no era bueno coger aquella primera ola y, pese a ello, lo hice. Así que estoy contenta por ella: se mereció ganar porque tomó mejores decisiones.

Por otro lado estoy contenta porque durante aterricé mi primer air reverse en competición, entrené mucho esta maniobra y mi entrenador me dijo: ¿Para qué la entrenas si no la vas a hacer en competición? Así que lo hice y estoy emocionada de haberlo aterrizado.

 

¿Cómo te sentiste al aterrizarlo? ¿Fue especial o estabas sólo centrada en remar a por la siguiente ola de la manga?

No, no, ¡¡estaba realmente flipada!! No lo tenía planeado pero luego en esta ola, fui a por él. Y es divertido porque una vez que lo has entrenado tanto, se automatiza. Así que sólo pensé “Voy a hacerlo” y después “tuc”, ya estaba hecho. El cerebro no piensa en el medio.

Me gusta este tipo de sensación en la que ya no tienes que pensar, eres libre y simplemente sale, cada parte del cuerpo cumple su cometido.

Nosotras creemos que es muy importante que el repertorio de surf de competición femenino se vaya abriendo, al igual que ha hecho el masculino. Silvana Lima está forzando eso en el CT y la verdad que tú eres una de las surfistas en el QS con mayor repertorio de maniobras en competición ¿te sientes así?

No sé… pero es un placer oírlo. Yo sólo quiero enseñar mi surfing, un campeonato es eso, un lugar donde te dan 20 minutos para enseñar tu surf y es lo que trato de hacer: mostrarlo y disfrutar haciéndolo.

Soy una persona que se aburre si hace una sola cosa: en surfing hago shortboard, longboard, bodysurfing, big waves… Cuando estoy en una ola no me gusta hacer dos veces la misma cosa, quiero mejorar y para eso tengo que hacer cosas diferentes.

Ahora mismo eres la surfista europea más completa, con un gran repertorio de maniobras en tabla corta, pero también haces longboard y surfeas olas grandes. ¿Cómo cambiar de uno a otro?

Todo gira en torno al océano, no sólo surfing, es que soy una apasionada del océano. Me encanta pensar que es un elemento que puede tener unas olas gigantes un día y estar plato al siguiente, que puede estar soleado y en unos minutos volverse tormentoso… Sí, definitivamente, soy una apasionada del océano.

En función de las previsiones, decido: ¡Oh! Va a estar grande, voy a llevar mi 9’… ¡Oh! Va estar pequeño y con viento, mejor me llevo mi tabla corta e intento aéreos… ¡Oh! No hay nada más que una orillera… pues dejo las tablas en la arena y hago bodysurfing…

Sea cual sea la manera de estar cerca de las olas,  tienes las mismas sensaciones , te hace conocerlas más y surfear mejor.

Estilo, flow, power, olas grandes... una de las surfistas más completas de todo el panorama europeo.

Estilo, flow, power, olas grandes… una de las surfistas más completas de todo el panorama europeo.

Háblanos ahora de ese entrenamiento en el que buceas 20 metros de profundidad en apnea como si estuvieras nadando en un estanque…

¡Ah! Sí, entreno en una piscina para pescadores que esperan por los peces grandes. Yo no voy a esperar a los peces (risas) pero me ayuda a poder aguantar cuando las olas grandes te sumergen 10 ó más metros y tienes que aguantar bajo el agua.

El entrenar la apnea es casi como una especie de meditación para mí. Aún no me he cronometrado pero sé que puedo aguantar seguro 3:30 minutos.

¿Y cómo es manejar la ansiedad que te produce el sentir que ya no tienes más aire y que te vas a ahogar en el mismo instante?

Tienes primero que aprender mucho de tu cuerpo, de sus necesidades de oxígeno y cómo te afecta, hasta la comida te afecta. Luego, tienes que admitir que “¡ok! es doloroso” cuando te da la primera contracción que te indica que necesitas oxígeno. Pero tras esa primera contracción, realmente puedes estar bajo el agua más tiempo. Es sólo un primer aviso, pero realmente tienes más oxígeno, sólo debes vivir en el presente.

En mi caso, cuando estoy bajo el agua me imagino que estoy cocinando, que estoy haciendo un pastel y así no pienso en el tiempo. Cuando meto el pastel en el horno, es cuando empiezo a pensar…¡¡mmmhhh!! ¡¡Tengo que salir que se me quema el pastel!!